Florencia. Las elecciones regionales y locales del próximo 25 de octubre están cada vez más cerca y las diferentes campañas a Gobernación, Alcaldías, Concejos y Asamblea redoblan esfuerzos para lograr convencer al electorado de que su propuesta es la mejor.

Expertos en la materia, recuerdan que en años anteriores por estas épocas de la contienda electoral se vislumbraba quiénes eran los ganadores, o por lo menos había cierta claridad sobre entre cuáles candidatos estaría la disputa por la Gobernación del Caquetá o alcaldías como la de Florencia.

Sin embargo, en esta oportunidad los candidatos a los dos cargos más importantes de la región como son la Gobernación y la Alcaldía de Florencia, se encuentran enfrascados en una campaña muy reñida que difícilmente permite asegurar quién será el ganador.

Con este panorama, las elecciones se definirán por márgenes muy estrechos lo que conlleva a que cada campaña tenga presente que debe cautivar no solo a aquellos ciudadanos que no salen a votar ya que en las elecciones de 2011 el abstencionismo para las elecciones a la Gobernación marcó más de 45% de los ciudadanos aptos para sufragar, es decir de los 251 mil caqueteños habilitados para ir a la urnas a ejercer su derecho al voto, solo lo hicieron 137 mil, lo que significó que más de 114 mil personas no salieron a votar.

Si tenemos en cuenta que el electo gobernador de la época obtuvo 55 mil votos, se visibiliza la importancia de cautivar esos más de 114 mil votos que no salen a las urnas.

Por el lado de la Alcaldía de Florencia, los abstencionistas también son el público a captar ya que en las elecciones pasadas Susana Portela llegó al poder con 21 mil votos, pero de los 100 mil habitantes habilitados para sufragar solo lo hicieron 60 mil, lo que significó que 40 mil personas se quedaron en sus casas y no salieron a votar el día de las elecciones.

Voto en blanco

En unas elecciones tan cerradas como las que se aproximan, el voto en blanco también entra en juego ya que la candidatura que logre seducirlo podría inclinar la balanza hacia su lado. En las elecciones de 2011 para la Gobernación del Caquetá los votos en blanco fueron 10.926, suficiente para que un candidato marque la diferencia. Por su lado para las elecciones a la Alcaldía de Florencia los votos en blanco sumaron 1.670, lo que en una contienda con márgenes tan pequeños como la actual, podrían suponer la victoria o derrota de un candidato.

regis