¡¡Abra el ojo compadre!!

jaime-barco

JAIME BARCO GARCÍA| El lunes pasado, (por fin) se inscribieron en todo el país, las listas para Senado y Cámara; a nivel nacional, son cerca de 2.000 candidatos al Congreso y todavía no se sabe cuál será la suerte de las circunscripciones especiales (16) que seguramente, agregarían otros 50 más.

Sí se resuelve el galimatías del Quorum decisorio; respecto de la mayoría en una corporación de 102 personas; con tres senadores presos; donde se discute sí la mayoría son 52 (mitad +1 de 102) o son 50 (mitad +1 de 99) y no se sabe, quién tiene la razón, o si el acto administrativo, fue promulgado o archivado. Tampoco se sabe quién debe dirimir esta controversia, ni cuándo; ojalá no sea después de marzo.

Esta situación, como todo lo que tiene que ver hoy con el proceso de paz, está “embolatada” más que por la oposición de los uribistas, vargas-lleristas y conservadores; por la “flojera” y desinterés de los amigos del gobierno (léase: liberales y la U) muchos de los cuales, se han ausentado “casualmente” en las votaciones decisivas y el gobierno no ha logrado, no solo que voten; sino ni siquiera, que permanezcan en el recinto a la hora de nona.  A estas alturas ya no hay “mermelada” y cada parlamentario, está pensando más, en salvar su pellejo en la próxima contienda electoral y jugar a ganador con el partido y el candidato presidencial, que represente sus intereses y supervivencia política, junto con la de su clientela y patrocinadores. Siempre jugando a ganador con el PRESUPUESTO PÚBLICO que es lo único que interesa. Obviamente en todos los partidos, hay parlamentarios probos y respetables (que los hay los hay…) y ojalá votemos por ellos; cada cual según sus preferencias.

b014
Lamentablemente, a diferencia de los perros, a los ciudadanos si nos “capan” más de una vez y casi siempre, muchas. No es sino ver las listas al congreso plagadas de parientes de personas condenadas, por corrupción, paramilitarismo y/o delitos comunes, como el robo, la extorsión y el asesinato (sí en Colombia, es común asesinar). Es cierto, que en nuestro país no existe el delito de sangre y que las responsabilidades penales, son individuales; y no son hereditarias, pero al encontrar tantos políticos, ungidos por el voto popular, que han defraudado una y otra vez a sus electores y la confianza en ellos depositada, que asignan a sus relacionados la “tarea” de mantener vivas las banderas de su organización (negocio mal habido, pero bien gestionado). Valdría la pena, establecer inhabilidades, para que los parientes, afines o que hayan tenido vínculo civil (esposos, compañeros y ex) no puedan aspirar a cargos de elección popular, por el tiempo que dure la pena de este y 18 años más (18 años es la máxima inhabilidad imponible por la Procuraduría) para de esta forma evitar, que los herederos de los delincuentes “pelechen” sobre aquello que, delictuosamente han construido sus predecesores. Tal vez así, algo se mejoraría la calidad y transparencia; de aquellos que compiten por el favor popular.

Por ejemplo, el hijo de Kiko Gómez (Cambio Radical) gobernador de la Guajira, condenado a 45 años de cárcel por asesinato; tiene el aval a senado por opción ciudadana. Otro hijo, este, de Hugo Aguilar, exgobernador de Santander (Opción Ciudadana) el mismo que se toma selfies, en lujosas mansiones y vehículos Porsche; pero, no tiene para pagar las multas, para reparar a sus víctimas; se presenta al Senado por Cambio Radical (¿será esto lo que en ajedrez llamamos enroque?). El heredero político de Julio Acosta, ex-gobernador de Arauca (Cambio Radical) condenado por concierto para delinquir alineó a su heredero político a la Cámara por el Centro Democrático.

Mussa Besaile y el ‘Ñoño’ Elías, senadores de la U, presos por Odebrecht,  han fichado a sus hermanos,  a Senado y Cámara en el mismo partido.

b015
En el Partido Conservador, la heredera de Iván Díaz Mateus, preso; quien perdiera su investidura por la “yidis política” tiene a su hermano condenado a 17 años de cárcel por ser tesorero de los paras. En el mismo partido aspira la hija del ex senador Vicente Blel condenado en el 2010 por parapolítica; al igual que la hermana del cacique Pedro Pestana condenado en el 2009 por la misma causa. También está en las listas de cámara conservadoras, la hermana del ex senador conservador, Oscar Suárez (condenado a 9 años de cárcel por paramilitarismo).

Los liberales tienen en sus listas a la esposa del ex senador liberal Juan Manuel López Cabrales, condenado por firmar con los paras el pacto de Ralito. Aspira a la Cámara por el Partido Liberal, el nieto de Samuel Alberto Escrucería (ex senador liberal quien murió en la cárcel en Estados Unidos por narcotráfico) el padre del candidato; de su misma filiación política, fue el primer congresista en la historia del país, que perdió su investidura por peculado y celebración indebida de contratos.

En el Centro Democrático, aspira el hijo de Álvaro Araujo (cacique político investigado por paramilitarismo) y cuyo otro hijo, Álvaro (ex senador de Alas Equipo Colombia) fue condenado por concierto para delinquir y constreñimiento al elector. Todos los anteriores, relacionados con alias “Jorge 40”.

Por eso, debemos abrir bien los ojos y escoger a aquellos, que representen una opción de servicio y probidad, en el partido de nuestras preferencias y votar e invitar a otros a hacerlo; para que otros no decidan por nosotros. No podemos votar mal el domingo y esperar que nos gobiernen bien el lunes.

N.B. Quien suscribe, milita en el Partido Liberal.

jaime-barco