Florencia. De la creciente criminalidad que se vive en la capital caqueteña no se escampan ni los párrocos de la ciudad, así lo confirmó el Obispo de la Diócesis de Florencia, monseñor Omar de Jesús Mejía Giraldo, al denunciar que al padre Jorge Hugo Poveda, delincuentes lo atracaron al interior de la casa cural de la iglesia Divino Niño.

Según relatan feligreses católicos que asisten cada día a la eucaristía en el sector siete de Las Malvinas, el pasado viernes, desconocidos tocaron a la puerta de la casa cural y la mujer que ayuda allí abrió como es normal. De inmediato, los dos hombres preguntaron por la presencia del padre Jorge Hugo Poveda, y al salir el sacerdote a ver lo que ocurría, fue amenazado con un arma de fuego y además intimidado con un machete.

Frente a este panorama, el padre no tuvo otra opción que someterse ante los bandidos quienes recorrieron todo el lugar y terminaron llevándose un computador portátil, la billetera del padre, su anillo de consagración y la suma de cuatro millones de pesos, dinero que durante meses la comunidad católica de la iglesia Divino Niño había recogido a través de ofrendas y bazares para la construcción de un nuevo templo.

Luego del robo, las autoridades desplegaron un amplio operativo para tratar de dar con el paradero de los delincuentes que acabaron con los sueños de una nueva iglesia del Divino Niño, y con la tranquilidad del padre Jorge Hugo Poveda, quien ante el estrés que le provocó esta situación, solicitó un retiro momentáneo de sus labores para recuperarse de lo ocurrido.

Durante la misa del domingo, celebrada por un sacerdote de apoyo, los feligreses rechazaron de manera contundente este tipo de acciones, y solicitaron a la Policía que no solo dé con la captura de los criminales, sino que también haga más presencia en el sector, ya que los hurtos y atracos son el pan de cada día en Las Malvinas.

Dos hombres con arma de fuego y machete en mano ingresaron a casa cural de la iglesia Divino Niño y asaltaron al párroco.
Dos hombres con arma de fuego y machete en mano ingresaron a casa cural de la iglesia Divino Niño y asaltaron al párroco.