Florencia. Cuando Aracelly Calderón Muñoz se encontraba haciendo fila en una de las entidades bancarias de Florencia para consignar cerca de dos millones de pesos, un hombre que la antecedía en la ‘cola’ dejó caer un paquete. Antes de que la mujer, que desde ese momento se convirtió en una víctima más del denominado ‘paquete chileno’, pudiera avisar al sujeto sobre lo ocurrido, otro hombre detrás de ella lo recogió y le pidió que guardara silencio.

El hombre con el paquete en la mano le dijo a Calderón Muñoz que la bolsa que recogió contenía dinero, y le preguntó que si lo entregaban o mejor lo repartían entre los dos. La mujer que afirma haber dicho inicialmente que lo ideal era devolver el dinero a su propietario, terminó siendo convencida por el sujeto de salir del banco y dirigirse a un reconocido restaurante de la capital caqueteña para revisar cuánto dinero se habían encontrado.

La víctima aseguró que al salir del banco ya no tenía sus cinco sentidos bien activados, por lo que al llegar al restaurante se sorprendió cuando apareció el primer hombre que dejó caer el paquete y los interrogó por el dinero que había perdido.

En ese punto, afirma Aracelly Calderón, los hombres se enfrascaron en una discusión donde el primero terminó entregándole el supuesto paquete caído al otro, mientras ella aguardaba con un bolso en la mano donde guardaba el dinero que se disponía a consignar antes de todo lo ocurrido.

Al finalizar la pequeña pelea, los dos hombres partieron rápidamente del restaurante, mientras ella abrió su bolso para buscar su dinero y así regresar al banco a realizar la transacción, con pero al abrirlo solo encontró papeles del tamaño de los billetes.

Los hombres que al parecer con engaños le hurtaron cerca de dos millones de pesos a la víctima, fueron grabados por las cámaras de seguridad del restaurante, y ahora son buscados por las autoridades ya que la mujer interpuso la denuncia respectiva.

Estos dos hombres son buscados por las autoridades acusados del hurto.
Estos dos hombres son buscados por las autoridades acusados del hurto.