San Vicente. En los últimos días se han conocido varios casos de ciudadanos que son detenidos por uniformados de la Policía o el Ejército Nacional y al hallarles caletas en sus motocicletas con alucinógenos, son judicializados por tráfico de estupefacientes, un delito que tristemente se ha convertido en pan de cada día en el departamento del Caquetá.

Lo que ha generado curiosidad entre las autoridades es el constante intento de las personas para sacar droga del departamento hacia el interior del país a través de vehículos como las motocicletas, y en especial escondidas en los tanque de gasolina de estos automotores, que por lo general no son de gran tamaño y por ende la cantidad de droga que transportan no es muy amplia.

A pesar de no lograr transportar un importante número de kilos de la denominada pasta base de coca, algunas redes de narcotráfico continúan apostándole al envío a través de vehículos pequeños como las motocicletas. El más reciente caso descubierto por las autoridades se registró en la vereda Villalobos en zona rural de San Vicente del Caguán cuando tropas de la Brigada Móvil No. 6 detuvieron una motocicleta marca Suzuki GN 125 en la cual viajaban Félix Muñoz Bohórquez y Wilson Loaza Ramos a quienes se les encontró en su poder un total de 4.000 gramos de pasta base de coca.

De inmediato los dos hombres fueron dejados a disposición de un juez de garantías por el presunto delito de tráfico de estupefacientes. La captura de estos dos hombres en San Vicente del Caguán se suma a la realizada por la Policía Nacional en la presente semana en la estación de servicio Primavera de Florencia, cuando fueron descubiertos 378 gramos de alucinógeno escondidos en el tanque de una motocicleta Yamaha FZ.

En San Vicente fueron capturadas dos personas cuando transportaban droga en una motocicleta
En San Vicente fueron capturadas dos personas cuando transportaban droga en una motocicleta