Un brutal e insólito caso de violencia intrafamiliar fue evidenciado en el Departamento del Caquetá luego de que las autoridades lograran la captura de Juver Cuéllar Rodríguez, un hombre de 32 años de edad, que al parecer amarró y golpeó a su mamá, con el objetivo de presionarla para que vendiera sus propiedades y le entregara parte de una herencia que le reclamaba de manera arbitraria.

El hecho fue dado a conocer por parte del coronel Javier Navarro Ortiz, comandante de la Policía en la región, quien informó que la captura de este sujeto fue posible gracias a la denuncia de la propia madre, quien se acercó a las autoridades para denunciar el maltrato del cual había sido víctima.

Luego de la denuncia, interpuesta en el mes de mayo del año anterior, el Juzgado Segundo Promiscuo de Puerto Rico, expidió una orden judicial para hacer comparecer a Juver Cuéllar ante la justicia.

El coronel Navarro Ortiz explicó la manera en que el hombre arremetió contra su propia progenitora, “ella da a conocer que fue amordazada, fue golpeada y fue objeto de vejámenes y presiones por parte de su hijo. Fue necesario que le generaran una incapacidad de ocho días, todo ello para presionar la venta de unas propiedades y de esta manera acceder a una herencia que él le exigía de manera arbitraria a su madre”.

Con los elementos de prueba y la orden judicial, las autoridades lograron ubicar al individuo y proceder con su captura para que responda ante la autoridad competente por el delito de violencia intrafamiliar.  

El caso que generó consternación en la región, fue rechazado por las autoridades y condenado por la ciudadanía que no entiende cómo una persona puede arremeter contra su propia madre.

Este hombre es acusado de golpear a su mamá por una herencia.