El presunto extorsionista al parecer durante llamadas se hacía pasar por funcionario de la DIAN, con lo que logró citar a una empleada de un local comercial de Florencia con el fin de que entregara a un supuesto abogado un alta suma de dinero que le exigía a cambio de dejar en libertad a su jefe que presuntamente estaba capturado.