Curillo. Un nuevo golpe contra la minería ilegal propinaron las autoridades en el sur del departamento del Caquetá, donde lograron desmantelar una mina a cielo abierto, capturar a cinco presuntos responsables de su explotación, y destruir los elementos de extracción para evitar agresiones al medio ambiente.

El operativo tuvo lugar en la vereda Palmeiras, jurisdicción del municipio de Curillo, hasta donde llegaron tropas de la Décima Segunda Brigada del Ejército Nacional en desarrollo de la Operación Mayor Artemisa (enfocada en proteger los recursos naturales), en conjunto con la Fuerza Aérea Colombiana, Armada Nacional y en coordinación con la Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y Corpoamazonia, para neutralizar la explotación ilícita de un yacimiento minero.

El coronel César Augusto Celemín Peña, Comandante de la Décima Segunda Brigada, señaló que, gracias a información de inteligencia, lograron ubicar la mina a cielo abierto que estaba siendo explotada ilegalmente para la extracción oro, causando graves afectaciones a los ecosistemas de la región.

Durante la operación capturaron en flagrancia a Belisario Triviño Chávez, Faiber Parra Ramos, Arbensis Buitrago Artunduaga, Samuel Cuestas Jiménez y José Iván Prada, en su mayoría, personas provenientes de otras regiones del país, a quienes sorprendieron ejerciendo la actividad ilegal.

Los sujetos arrestados fueron dejados a disposición de la autoridad competente, para que les sea resuelta su situación jurídica. Así mismo fueron destruidas ocho dragas, cada una con su respectiva motobomba, empleadas para la extracción de metales preciosos.

En la vereda Las Palmeras de Curillo, Caquetá, fueron capturadas 5 personas que al parecer explotaban una mira de oro a cielo abierto.