Pitalito. El mes de abril de 2009 trajo para los pobladores del municipio de Puerto Rico una triste noticia cuando se conoció del asesinato en la vereda La Represa de Pedro Luis Sánchez Molano, y su hija de tan solo 12 años de edad. Un crimen que al parecer fue cometido por integrantes de la guerrilla de las Farc que le habían solicitado al comerciante caqueteño la suma de 40 millones de pesos.

Desde esa época, la Policía Nacional inició una investigación que involucraba a Juan Carlos Montoya Gasca como autor material del doble homicidio, pero según las autoridades debido a su presencia en el interior de las filas guerrilleras no había sido posible su captura.

Después de nueve años de búsqueda, el hombre de 30 años de edad fue ubicado por la inteligencia de la Policía Nacional en el municipio de Pitalito, en el sur del Huila, lugar hasta donde se desplazaron hombres de la SIJÍN Caquetá, para dar con su aprehensión y presentarlo ante las autoridades judiciales.

Para el comandante del Departamento de Policía Caquetá, coronel Miguel Ángel Botia, el hombre sindicado del doble homicidio pertenecía a la columna móvil Teófilo Forero de las Farc, por lo que también en su contra pesa una orden de captura por el delito de rebelión. “Las personas asesinadas eran humildes comerciantes que trabajaban en el agro, y tarde pero llega la justicia para presentar ante las autoridades judiciales a este sujeto”.

Juan Carlos Montoya Gasca es sindicado de un doble homicidio cometido en 2009.
Juan Carlos Montoya Gasca es sindicado de un doble homicidio cometido en 2009.