Florencia. Continúan las capturas por parte de las autoridades a presuntos extorsionistas que delinquen en el departamento del Caquetá, quienes principalmente realizan exigencias económicas a finqueros y comerciantes a cambio de no atentar contra sus vidas; esta vez uno de ellos se entregó de forma voluntaria en San Vicente del Caguán; y otros dos fueron arrestados mediante orden judicial, en Belén de los Andaquíes y en Florencia.

Es así como Eduardo Antonio Giraldo Suárez de 30 años de edad, quien estaba siendo requerido por el Juzgado Segundo Penal Municipal de Florencia mediante orden de captura, fue detenido en el barrio Los Andes de esta ciudad, por uniformados que verificaron su documento de identidad en la base de datos de la Policía Nacional, logrando constatar la orden judicial emanada en su contra por el presunto delito de extorsión. Por tal motivo, fue dejado a disposición de las autoridades competentes, quienes se encargarán de resolver su situación jurídica.

De igual forma en Belén de los Andaquíes fue capturado por el CTI de la Fiscalía, Jorge Arvey Beltrán Calderón, conocido con el alias de Tito o Víctor, por ser el presunto cabecilla de la Comisión Gaor del Frente 3° de las Farc, por el delito de extorsión tentada relacionada con la exigencia económica que en junio pasado les hicieran a ciudadanos de este municipio, a cambio de respetarles la vida.

Según la Fiscalía, la investigación fue motivada por varias denuncias de finqueros y comerciantes que se vieron afectados; y, de manera simultánea a su captura, realizaron una diligencia de allanamiento al lugar en el que residía, encontrando mapas del área rural de los municipios de Belén de Los Andaquíes y Morelia, que les servían para mirar por dónde los integrantes del grupo delictivo podían desplazarse para cometer sus ilícitos. En desarrollo de las audiencias preliminares Beltrán Calderón aceptó los cargos y fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario.

Por otra parte, Irlando Alvarado Cadena se presentó de manera voluntaria en el barrio Hernández de San Vicente del Caguán ante funcionarios del CTI, al conocer que en su contra tenía una orden judicial por el presunto delito de extorsión tentada, como parte de una investigación que se adelanta por hechos ocurridos en el año 2017.

De acuerdo con la Fiscalía, las pruebas recolectadas hasta ahora permiten inferir la posible participación de Alvarado, junto con otras personas, en las exigencias económicas realizadas a finqueros y comerciantes del citado municipio, ejerciendo presión en ellos para que desembolsaran altas sumas de dinero a cambio de no asesinarlos o tener que dejar sus tierras. Durante las audiencias preliminares el hombre no aceptó los cargos imputados por el ente acusador y deberá seguir compareciendo al proceso.

Eduardo Antonio Giraldo Suárez, capturado en Florencia por el presunto delito de extorsión.