Florencia. Los 10 cuadrantes en los que se encuentra dividida Florencia según el modelo nacional de vigilancia por cuadrantes, equivalen a que en cada uno de los cuadrantes permanezcan en función de vigilancia dos uniformados de la Policía Nacional. Es decir, que en total son 20 uniformados los que deben atender la seguridad de toda la capital, un número realmente reducido.

Aunque estos 20 hombres, que trabajan por turnos, se esfuerzan en gran medida por garantizar la tranquilidad de los florencianos, y están apoyados por uniformados de otras áreas como tránsito y Sijín, la verdad es que se quedan cortos ante el creciente número de delitos.

Es por ello, que el comandante del Departamento de Policía Caquetá, coronel Miguel Botia, ha propuesto ante la Dirección Nacional de la Policía y ante el mismo alcalde de Florencia, Andrés Mauricio Perdomo, que la capital caqueteña no cuente con 10 cuadrantes sino con 15, con el propósito no solo de solicitar un aumento en el pie de fuerza para Florencia, sino también lograr reducir el área física que le corresponde patrullar a cada uno de los uniformados de los cuadrantes.

Por ahora la iniciativa está en espera de aprobación por parte de la Dirección Nacional de la Policía, pero el coronel Miguel Botia confía en que al finalizar el año 2016 se pueda contar con 15 cuadrantes y que al terminar el mandato del actual alcalde, sean 30 los cuadrantes con los que cuente la capital.

Coronel Miguel Botia, comandante del Departamento de Policía Caquetá.
Coronel Miguel Botia, comandante del Departamento de Policía Caquetá.