Florencia. Gracias al programa de Legalización de Asentamientos Humanos Subnormales que lidera la Alcaldía de Florencia, la comunidad del asentamiento El Timmy – Dos Quebradas recibió de manos del alcalde Andrés Mauricio Perdomo, la resolución de legalización urbanística de sus predios, convirtiéndose ahora en el séptimo barrio nuevo que se conforma en la ciudad, luego de esperar por más de 20 años.

“Este es uno de los proyectos bandera de nuestra administración, hoy estamos beneficiando a más de 600 familias que esperaron por décadas el apoyo de la Alcaldía. De verdad que es un proyecto que nos complace, que nos alegra el corazón, que nos enorgullece, porque hace el sueño realidad de miles de familias florencianas, de tener una vivienda propia. Acá iniciamos a cambiar vidas, este es un nuevo comienzo para muchas familias”, dijo el Alcalde.

En los últimos cuatro años, la Administración vigente ha logrado legalizar siete asentamientos humanos subnormales, entre los que se encuentran Altos de Capri, Villa Susana, Simón Bolívar, Palmeras I, Piedrahita, Villa del Recreo y El Timmy – Dos Quebradas, donde se han formalizado más de 2230 lotes; y en los próximos días entregará la resolución de legalización urbanística en los asentamientos: 7 de Octubre y Portal de la Amazonía, donde se beneficiarán a más de 600 familias. Así mismo, se dejan en un avance superior al 70% del proceso, 16 asentamientos más, que podrían ser entregados en el primer semestre del año 2020, si la próxima Administración Municipal realiza los esfuerzos que se requieren.

El Alcalde confirmó que el éxito del proyecto de Legalización de Asentamientos Humanos Subnormales también estuvo ligado a la política pública del Pacto por la No Invasión, donde se logró una articulación interinstitucional para evitar que inescrupulosos continuaran limitando el crecimiento ordenado de la ciudad.

La Alcaldía de Florencia logró la legalización del Asentamiento El Timmy, gracias a la gestión realizada durante el gobierno “Yo Creo en Florencia”, en cabeza del alcalde Andrés Mauricio Perdomo.