La Fiscalía logró establecer que las mujeres alteraron el sistema interno de la universidad para hacer creer que habían aprobado el plan de estudios. Así, se expidió el acto administrativo mediante el cual se les otorgó el título como ingenieras de alimentos.

Al avalar el preacuerdo entre la Fiscalía y las procesadas, el Juzgado 2° Penal del Circuito de Florencia (Caquetá) condenó a Ana Yesenia Silva Cuéllar y Sandra Milena Peña González, como cómplices del delito de fraude procesal y daño informático agravado, por hechos ocurridos en el año 2015.

En la época, mediante auditoria, se estableció que las encartadas modificaron sus notas como estudiantes del programa de Ingeniera de Alimentos de la Universidad de la Amazonia en Florencia y así obtuvieron su título profesional.

Es de aclarar que las procesadas comparecerían en juicio oral; sin embargo, antes de dar inicio a la audiencia, la defensa de las acusadas manifestó su interés de preacordar.

En virtud del acuerdo, ambas deberán pagar una caución de $200.000 para poder hacerse beneficiarias de la suspensión condicional de la ejecución de la pena que es de 37 meses.

Según información de la fiscalía general de la nación, los hechos se presentaron cuando el día 6 de marzo del año 2015, el rector del centro de educación superior puso en conocimiento de la Fiscalía los resultados de una auditoría, en la que se evidenció que las estudiantes Silva Cuéllar y Peña González habían alterado sus notas, logrando graduarse, tras inducir en error a las directivas de la universidad.

Las estudiantes habían obtenido calificaciones por debajo de 3.0, que es el porcentaje autorizado para aprobar una materia.

Fue así como el Grupo de Delitos Informáticos del CTI de la Seccional Caquetá de la Fiscalía detectó que a través de un gestor de datos y sin utilizar el aplicativo de la Universidad de la Amazonia, las procesadas ingresaron de manera abusiva al servidor de la institución (plataforma Chairá), para modificar las calificaciones y obtener el paz y salvo académico; requisito fundamental para graduarse.

Es de anotar que las declaradas penalmente responsables pidieron disculpas en sala de audiencia y presentarán disculpas públicas por los hechos perpetrados.

Así mismo, todas las decisiones quedaron en firme.