Muestra museográfica itinerante: El arte para la Reconciliación se toma a Florencia

La muestra pretende no solo ser un vehículo de reparación y reconciliación para los sobrevivientes que participaron, sino también para los cientos de visitantes que la conocerán itinerando en el resto del Caquetá y el Amazonas.

Florencia| Fotografías, piezas artísticas y relatos escritos y sonoros serán los elementos que se podrán encontrar en la muestra museográfica itinerante Encuentros que Reconcilian, que se inaugura el próximo 5 de octubre y estará hasta el 21 de octubre en el centro comercial Gran Plaza de Florencia, Caquetá.

pollos-lina

Allí conocerá el camino hacia la reconciliación que recorrieron más de 50 sobrevivientes de minas antipersonal pertenecientes a la población civil, la Fuerza Pública y el proceso de reincorporación de excombatientes liderado por la ARN (Agencia para la Reincorporación y Normalización), poblaciones consideradas opuestas en las lógicas de la guerra y quienes fueron el centro del proyecto en mención.

Los guías del museo serán las personas que participaron en el proceso, quienes, empoderadas de sus relatos y memorias de vida, transformaron sus relaciones de rencor, miedo y desconfianza entre sí, para dar paso a la reconciliación y la convivencia que permite hoy hacer un aporte a la paz en el tercer departamento más afectado por minas antipersonal en Colombia.

Esta exhibición, es el resultado de siete meses de trabajo de la Fundación Prolongar en el marco del proyecto Fortalecimiento de la reconciliación y la convivencia a través de una muestra museográfica en torno a las Minas Antipersonal, ganador en la II convocatoria del Fondo Vivir la Paz de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ). Su exponente, María Paula Alzate, coordinadora del proyecto, asegura que este tipo de iniciativas son esenciales para transformar la sociedad colombiana.

avesur

“El Caquetá es el tercer departamento más afectado por minas antipersonal en Colombia y, por tanto, las víctimas de este hecho han generado relaciones basadas en el rencor, la desconfianza y el miedo. Además, en el actual escenario de posacuerdo que atraviesa el país, se hace importante transformar las lógicas amigo-enemigo que están presentes en nuestra sociedad y dignificar la memoria de los sobrevivientes quienes muchas veces se sienten invisibilizados”, concluye Alzate.

La muestra pretende no solo ser un vehículo de reparación y reconciliación para los sobrevivientes que participaron, sino también para los cientos de visitantes que la conocerán itinerando en el resto del Caquetá y el Amazonas.

El desarrollo de este proyecto fue posible gracias al apoyo del Comando Conjunto Estratégico de Transición de las Fuerzas Militares, que se encargó de coordinar y facilitar la convocatoria de los participantes pertenecientes a las Fuerzas Militares; la Agencia para la Reincorporación y Normalización, que se encargó de facilitar la convocatoria de los participantes en proceso de reincorporación y la Asociación de Víctimas MAP y MUSE cuyos integrantes hicieron parte de este proceso.

odofinall

Más de 50 sobrevivientes de Minas Antipersonal en el Caquetá, pertenecientes a la Fuerza Pública, excombatientes de las FARC y población civil, hicieron su aporte a la reconciliación de Colombia al participar en este proyecto, que el próximo 5 de octubre nos reunirá en el centro comercial “Gran Plaza” de Florencia en una exposición museográfica.

En la exposición “Encuentros que reconcilian” serán guiados por las personas que participaron en el proyecto, quienes, empoderadas de sus relatos y memorias de vida, transformaron sus relaciones de rencor, miedo y desconfianza para lograr materializar este espacio de convivencia y reconciliación.

pauta-digital-vo5-florencia-2018

Cabe mencionar que, a través de 9 talleres, civiles, personas en proceso de reintegración, militares y policías tuvieron la oportunidad de explorar en torno a sus fortalezas, memorias de vida y prejuicios. El proyecto empleó la técnica japonesa del Kintsugi (remiendo de oro en español) que nos invita a no desechar los objetos que se han roto sino por el contrario, a repararlos y a enaltecer sus fisuras y quiebres.

El Caquetá es el tercer departamento más afectado por Minas Antipersonal en Colombia. Los sobrevivientes de este hecho habían generado relaciones basadas en el miedo, la desconfianza y el rencor, y ahora reparan y reconstruyen sus relaciones y celebran el orgullo caqueteño.

La muestra pretende no solo ser un vehículo de reparación y reconciliación para los sobrevivientes que participaron, sino también para los cientos de visitantes que la conocerán itinerando en el resto del Caquetá y el Amazonas.

La muestra pretende no solo ser un vehículo de reparación y reconciliación para los sobrevivientes que participaron, sino también para los cientos de visitantes que la conocerán itinerando en el resto del Caquetá y el Amazonas.