Florencia. Cuando se encontraba hospitalizado en una habitación del cuarto piso del Hospital María Inmaculada, el pequeño Julián Vargas Anturi de tan solo cinco años de edad cayó al vacío desde una altura de cuatro pisos.

Las primeras informaciones sobre lo ocurrido dan cuenta que sobre las nueve de la noche del pasado domingo, Julián Vargas se encontraba sin compañía ya que su madre había bajado al primer piso a realizar una diligencia. Ese instante fue aprovechado por el pequeño para asomarse a observar el exterior del hospital, con tan mala fortuna que la reja que custodiaba la ventana de la habitación se desprendió y el infante cayó al vacío.

La caída del menor fue “amortiguada” por un árbol del sector, antes de que su cuerpo golpeara contra el pavimento. El hecho le provocó un trauma craneoencefálico a Julián, quien después de lo ocurrido fue atendido por los funcionarios del hospital y remitido de urgencia a la Clínica Mediláser de Florencia donde los galenos aseguran que el pequeño se encuentra estable y se espera una pronta evolución.

Las directivas del centro de salud destacaron que el pequeño había llegado el día anterior por un cuadro infeccioso, por lo cual se encontraba hospitalizado, y precisamente el día de hoy sería dado de alta, pero infortunadamente se registró la falla en la reja de la ventana que daba a su habitación, provocando la emergencia.

Jhon Ernesto Galvis, director del Hospital María Inmaculada, informó a medios locales que iniciaron de inmediato la revisión de cada una de las estructuras del centro médico para descartar cualquier otra falla en la edificación.

Precisamente el Hospital María Inmaculada prepara el inicio de obras que permitirán un reforzamiento estructural y la construcción en el futuro de una nueva torre, ya que la actual edificación tiene más de 20 años desde su cimentación.

El Director del María Inmaculada, destacó que las rejas de la ventana por donde cayó el menor fueron instaladas cinco años atrás, precisamente pensando en evitar este tipo de situaciones.

Un pequeño de cinco años cayó desde el cuarto piso del HMI.
Un pequeño de cinco años cayó desde el cuarto piso del HMI.