Florencia. Treinta y dos florencianos que se dedicaban de manera ilegal a la actividad conocida comúnmente como paleros o gravilleros, obtuvieron el Registro como mineros de subsistencia que les otorgó la Alcaldía Municipal tras dos años de gestión administrativa.

Con ello Florencia se convierte en el municipio caqueteño con más personas autorizadas para extraer y recolectar a cielo abierto, arenas y gravas de río destinadas a la industria de la construcción, por medios y herramientas manuales, sin la utilización de ningún tipo de equipo mecanizado o maquinaria para su arranque.

“La formalización laboral siempre ha sido uno de nuestros grandes esfuerzos como gobierno, por esta razón nos complace que estos 32 florencianos, que representan 32 familias, ahora puedan ejercer esta actividad económica de manera legal y ajustados a la normatividad vigente”, manifestó el alcalde Andrés Mauricio Perdomo.

El mandatario también invitó a las personas que se dedican a la construcción, como las ferreterías, para que utilicen de forma directa los servicios de los mineros de subsistencia, sin intermediarios, y así contribuyan a dinamizar la economía en este sector poblacional. 

Por su parte, el secretario de Ambiente y Desarrollo Rural, Luis Carlos Montoya Leyton, indicó que al Municipio le corresponde dar cumplimiento al Código Minero, lo que significa hacer el control y vigilancia a la minería ilegal y por tal razón, “nos hemos preocupado por brindar todas las herramientas para su legalidad, en el caso de los mineros de subsistencia, para que ejerzan su actividad con toda tranquilidad, recibiendo el acompañamiento y asesoría legal que requieren”.

Actualmente ningún municipio recibe regalías por concepto de Minería de Subsistencia. Sin embargo, en el caso de Florencia, se espera que a medida que aumente el número de mineros legalizados, esto genere también ingresos al municipio.

Alcalde de Florencia, Andrés Mauricio Perdomo, entregó títulos de subsistencia minera a 32 personas que se dedicaban de manera ilegal a la actividad conocida comúnmente como paleros o gravilleros.