Florencia. El actual gobierno municipal viene instalando en la capital caqueteña un sistema de alumbrado público de última tecnología que ha convertido a Florencia en todo un ejemplo de implementación tecnológica a nivel nacional e internacional, que la posiciona como la primera ciudad inteligente del país.

“Esta es obra es de las de mayor importancia en la historia de Florencia, y que además beneficia a la totalidad de la comunidad; el nuevo sistema de alumbrado público es integral en cuanto a su tecnología, nos convierte en la primera ciudad inteligente del país, incluso de Latinoamérica. Esta experiencia viene siendo tan exitosa que el próximo 3 y el 4 de julio fuimos invitados para compartir este proyecto en el Congreso Latinoamericano de Ciudades Inteligentes que se realizará en la ciudad de Puebla – México; allí esperamos seguir fortaleciendo esta gran iniciativa y además contar con el reconocimiento de la comunidad internacional por ser una ciudad ejemplo en materia tecnológica en Colombia y el mundo”, dijo el alcalde Andrés Mauricio Perdomo Lara.

El novedoso alumbrado público está totalmente interconectado, cada lámpara cuenta con una antena de radio y 200 nodos conectados mediante fibra óptica, lo cual va a permitir que se pueda monitorear el sistema en tiempo real, estableciendo qué luminarias están dañadas, el tipo de falla, controlar la intensidad de cada una, monitorear mediante georreferenciación y, adicionalmente, se puede medir la calidad del aire, la velocidad promedio del tráfico, implementar cámaras de seguridad y proveer internet, entre otras aplicaciones que pueden aportar al orden y la seguridad de la ciudad.

En cuanto al avance de implementación de esta tecnología, el Alcalde indicó que actualmente ya hay 2000 luminarias instaladas, es decir, un 20% del total de 10.500 luminarias, y según el cronograma de trabajo, se espera que en tres meses se pueda tener el 100% del alumbrado público renovado en la ciudad.

También dijo que el contrato de este sistema de alumbrado público incluye un año de operación y mantenimiento; tiempo en el cual se espera que haya una transferencia de conocimientos a nivel local para que sin dificultades se pueda manejar de la mejor manera el sistema hacia el futuro.