El mandatario aclaró que la estratificación es un proceso técnico que la Ley exige que se realice cada 5 años, adelantado con el acompañamiento del DANE y supervisado y verificado en su cumplimiento por la Procuraduría General de la Nación y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

También explicó cómo los florencianos inconformes con el estrato asignado a sus viviendas pueden presentar la reclamación ante la Secretaría de Planeación.