Florencia. Hasta la Institución Educativa Rural Avenida El Caraño, llegó el programa escolarizado en prevención al consumo de drogas y la violencia que desarrolla la Policía Nacional, buscando generar en los estudiantes hábitos y estilos de vida saludables, y que tuvo clausura el pasado martes 17 de septiembre, en donde participaron autoridades civiles y de Policía, certificando y exaltando el compromiso y aceptación de la comunidad educativa hacia la gestión adelantada con esta estrategia.

Durante un mes, uniformados de las especialidades de carabineros, prevención y educación e infancia y adolescencia, desarrollaron varias clases dirigidas los estudiantes de este plantel, los cuales fueron reunidos en dos grupos, teniendo en cuenta la edad y el contenido temático de la estructura pedagógica, de acuerdo a los lineamientos de la estrategia de prevención organizada por la dirección antinarcóticos de la Policía. Desde el 13 de agosto iniciaron las sesiones, en donde los policías dedicaban 4 horas diarias a ilustrar a los niños sobre el efecto negativo de las drogas en la salud y normal desarrollo de los seres humanos.

Además de la actividad pedagógica también garantizaban la convivencia y seguridad de la comunidad educativa, con los procedimientos de vigilancia y control desplegados constantemente en el interior y exterior del colegio. En este periodo de tiempo llevaron a cabo otras orientaciones para el fortalecimiento de la confianza entre estudiantes y policías mediante jornadas lúdicas, recreativas y deportivas.  

Finalmente, el pasado martes realizaron la ceremonia de clausura en el polideportivo del colegio, en donde entregaron los certificados, diplomas, reconocimientos y elementos tecnológicos para el desarrollo de las clases. Un evento que contó con la participación de aproximadamente 400 personas entre estudiantes, docentes, directivos, autoridades civiles y de la Policía Nacional; institución que asegura que continuará con el despliegue educativo y preventivo en todo el departamento del Caquetá para contrarrestar el fenómeno de la drogadicción que tanto afecta la salud de las personas, la convivencia y seguridad ciudadana de la región.

Con ceremonia de agradecimiento, la Policía Nacional clausuró el programa de prevención al consumo de drogas y la violencia con el que sensibilizó a 465 estudiantes de la Institución Educativa Rural Avenida El Caraño.