El petróleo que brotó sin control en Barrancabermeja

En la vereda La Fortuna de Barrancabermeja, las autoridades aún no determinan las causas del brote de petróleo.

BARRANCABERMEJA| La operación de explotación de hidrocarburos que adelanta desde hace años Ecopetrol en el sector rural de Barrancabermeja, habría generado un afloramiento de petróleo en la vereda La Fortuna de esta localidad, donde el crudo alcanzó algunos afluentes hídricos, y afectó a especies de flora y fauna en la zona.

Según han explicado los funcionarios y expertos de Ecopetrol, el pozo Lizama 158 que suministra cientos de barriles de petróleo al día, podría haber tenido una falla técnica que permitió que el petróleo saliera expulsado de manera inesperada por este punto en inmediaciones de la quebrada La Lizama, y Caño Muerto.

dolicar-final-02

Personal experto en la explotación petrolera ha explicado a diferentes medios de comunicación que la extracción de hidrocarburos es una actividad muy segura, que implica muy pocos riesgos para el medio ambiente; sin embargo, las autoridades ya abrieron una investigación por este caso que tiene a Santander ante una emergencia sin precedentes en la región, ya que hay denuncias que aseguran que los técnicos ya habían notificado sobre las fallas en el revestimiento del pozo Lizama 158.

Dentro de las soluciones que ha propuesto Ecopetrol para detener por completo el derrame de crudo, se encuentra la construcción de un nuevo pozo de alivio, que permita bajarle la presión con la que brota el crudo por esta vía de escape en la vereda La Fortuna. Sin embargo, los funcionarios de Ecopetrol aseguran que el nivel de afloramiento del crudo ha disminuido notablemente en los últimos días.

diseno-biocomunicacion

“Estamos trabajando con un equipo de técnicos, especialistas americanos y estamos trayendo al país un equipo que permita intervenir el pozo con alta presión. Estamos trabajando en la logística para que en los próximos días ese equipo pueda estar en el país, intervenir y poder solucionar definitivamente el problema que nos está presentando Lizama 158”, afirmó Héctor Manosalva, vicepresidente de Ecopetrol.

El derrame de crudo en Barrancabermeja, ha generado la reacción del Ministro de Ambiente, quien pidió además a Ecopetrol que genere mecanismos de compensación para las comunidades de la zona que subsisten de la pesca y que debido al derrame de crudo han visto afectados sus ingresos económicos.

“Estamos pendientes de unas explicaciones contundentes al país y Ecopetrol debe compensar a la región y debe compensar a las familias que tuvieron ese impacto”, expresó Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente.

Lo cierto del caso es que las autoridades, ni Ecopetrol, ni los ambientalistas del país, conocen aún a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió en la vereda La Fortuna de Barrancabermeja, para que el petróleo que debía ser extraído por el pozo Lizama 158, cambiara de trayectoria y terminara aflorando en esta zona boscosa.

Incluso Ecopetrol no descarta que algún movimiento telúrico (temblor), halla fragmentado el subsuelo, originando el escape de crudo.

En la vereda La Fortuna de Barrancabermeja, las autoridades aún no determinan las causas del brote de petróleo.

En la vereda La Fortuna de Barrancabermeja, las autoridades aún no determinan las causas del brote de petróleo.