Luego de luchar varios años contra una penosa enfermedad, falleció este miércoles sobre las 5:45 de la mañana en el Hospital San Vicente de Paul de Garzón, Mateo Restrepo Cuellar, el joven huilense que dio a conocer su historia ante todo el país como consecuencia de algunas demoras por parte de su EPS para atender algunas citas médicas con especialistas.

La primera vez que Colombia entera conoció de Mateo Restrepo, fue cuando los medios nacionales entrevistaron a su padre a las afueras de las oficinas de la EPS que lo atendía en la ciudad de Neiva, donde el progenitor de Mateo se había encadenado para solicitar celeridad en el tratamiento que requería su hijo.

La exposición mediática funcionó y rápidamente la EPS autorizado cada uno de los tratamientos que requería Mateo.

oc9

Después de eso, un video subido a las redes sociales en el que Mateo enviaba un mensaje al jugador colombiano James Rodríguez para que cumpliera uno de sus sueños que era conocerlo; originó toda una serie de hechos que terminaron con el encuentro entre James y Mateo en el más reciente encuentro disputado por la Selección Colombia en Barranquilla, ciudad hasta donde viajó Mateo para conocer a su ídolo y disfrutar del encuentro por las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

De ahí en adelante, tristemente la vida de Mateo se fue esfumando y sus problemas de salud se acrecentaron hasta tal punto que la semana anterior debió ser internado en un centro médico en el municipio de Garzón, donde finalmente falleció en la madrugada de hoy.

Matero Restrepo, hijo de una pareja de docentes del municipio de Guadalupe, al sur del Huila, dejó con su partida no solo tristeza infinita en su familia, sino en toda esta localidad, en el departamento y en el país entero que conoció su historia y se solidarizó con el sufrimiento que deben vivir a diarios cientos de pacientes que padecen enfermedades terminales y que no reciben la debida atención médica.

Mateo Restrepo Cuellar, QEPD.
Mateo Restrepo Cuellar, QEPD.