PASTO| La carretera Panamericana, que comunica al municipio de Pasto con Tumaco, en el departamento de Nariño, vivió en las últimas horas graves dificultades en la movilidad como consecuencia de las protestas que adelantan campesinos del sector de los corregimientos de Llorente, Guayacana, quienes han decidido bloquear la vía que comunica estos dos importantes municipios.

Conductores que a diario transitan por este sector, reclamaron mayor presencia de las autoridades, no solo para evitar los bloqueos sino para prestar mayor atención a las reclamaciones sociales que tienen los pobladores de la zona quienes ven afectada su economía con la erradicación de los cultivos ilícitos, ya que no existen programas claros para sustituir la coca por siembras legales.

ma4

La situación en este importante corredor vial se agravó el pasado miércoles 29 de marzo, cuando en medio de las protestas, los manifestantes atravesaron varios vehículos en la vía y procedieron a prenderles fuego. Incluso los participantes de los disturbios saquearon algunos locales comerciales del sector.

“En la Guayacana, igual que en Llorente, han habido desórdenes con la quema de vehículos, y el saqueo de algunos negocios que no han obedecido la orden impartida de cierre. En estos momentos estas dos localidades son pueblos fantasmas. No hay cómo comprar los productos básicos de la canasta familiar. El caos es total y el Gobierno está haciendo caso omiso a esta situación”, afirmó uno de los transportadores que se ha visto afectado por el cierre de esta vía que comunica al Tumaco con la capital nariñense.

Varios vehículos han sido incinerados durante las protestas en la vía Panamericana.
Varios vehículos han sido incinerados durante las protestas en la vía Panamericana.
Los pobladores, transportadores y comerciantes solicitan la intervención de las autoridades.
Los pobladores, transportadores y comerciantes solicitan la intervención de las autoridades.