S6590066

La transformación de la planta de Sacha Inchi en pan, galletas y en mani dulce y salado, además de la comercialización de la propia semilla de este producto, considerado como el omega natural de la Amazonia, fue una de las 23 unidades productivas campesinas presentadas por el SENA en la primera feria ‘Expo Rurales 2015, del campo a la ciudad’, realizada en el Centro Tecnológico de la Amazonia.

Durante el evento, los voceros de las unidades productivas dedicadas a la elaboración y comercialización de productos 100 por ciento orgánicos como cacao, huevos, plátanos, pimienta y lácteos, presentaron, entre otros productos, el yogurt de café, borojó y las quesadillas; además de las salsas para carnes elaboradas con cocona, copoazu y el tradicional arazá amazónico.

Más de 600 visitantes (empresarios, estudiantes universitarios, representantes de asociaciones rurales y funcionarios de entidades públicas) conocieron las experiencias de innovación de las unidades productivas y adquirieron las salsas de frutos amazónicos, yogurt, quesos, huevos, chocolate, panela orgánica, abonos, galletas, cacao, carne para hamburguesa y chorizos.

Esto permitió que Expo Rurales 2015 cerrara con ventas cercanas a los dos millones de pesos, cifra positiva para los emprendedores. Esto, teniendo en cuenta, que fue la primera vez que daban a conocer su experiencia productiva.

 “Este es el fruto del trabajo realizado con el programa Jóvenes Rurales Emprendedores que nos ha permitido activar la economía familiar, mitigar la migración del campo a la ciudad y generar empleo rural”, dijo el director de la regional Caquetá, José Delby Vargas Gutiérrez.

Durante el certamen, los visitantes conocieron las experiencias de innovación y empresarismo de los aprendices formados por la Entidad en áreas como la ganadería, transformación de alimentos, lácteos, artesanías, turismo y de cultivos agrícolas amazónicos.

“540 personas han conseguido empleo y durante esta feria nuestros campesinos han lograron ocho acuerdos de compra por 20 millones de pesos”, concluyó el Director Regional Caquetá.

Con el programa Jóvenes Rurales Emprendedores, dirigido a la población campesina del país, el SENA promueve la inclusión social de personas y comunidades vulnerables en zonas rurales, mediante el desarrollo de proyectos productivos como el cultivo de plátano orgánico en el municipio de Morelia, al sur de Caquetá.

Ésta iniciativa ha formado a personas que se desarrollan competencias técnicas como el manejo de los suelos y la implementación de abonos orgánicos. Esto le permite a la población campesina tener productos de mejor calidad nutricional y ser amigables con el ambiente. A partir de ahí, se conforman unidades productivas rurales sostenibles que mejoran sus ingresos.

“Nos unimos 35 familias y creamos una asociación que repartió equitativamente el número de hectáreas que producen cacao orgánico. De hecho, hoy trabajamos en la certificación orgánica del producto, para proyectar la comercialización en la región y en el exterior. Ya hemos contactado a empresarios de Alemania y Suiza” explicó, Pablo Emilio Ome Muñoz, representante legal de Asproabelén, quien recibió formación SENA en mantenimiento y comercialización de cultivos perennes.

En Caquetá, a través del programa Jóvenes Rurales Emprendedores, el SENA ha logrado llegar a zonas de difícil acceso en cada uno de los 16 municipios y apoyado  el desarrollo de 60 unidades productivas.