9

Sembrando una Cultura de Paz es el proyecto de responsabilidad social a través del cual 70 aprendices del Centro Tecnológico de la Amazonia, impulsan y desarrollan acciones de impacto socio ambiental que benefician a población vulnerable de los barrios Los Ángeles, Las Cabañas, Brúcelas y Prados del norte de la capital de Caquetá.

“Trabajar de la mano de la comunidad nos nace y los talleres de convivencia ciudadana, hábitos de vida saludable, además de las jornadas de reforestación y limpieza de zonas verdes realizadas, en donde hemos contado con 30 personas en promedio, responden a ese compromiso social que como aprendices tenemos quienes nos educamos en el SENA, en donde recibimos formación integral”, explica Laura Cristina Buitrago, aprendiz de la carrera técnica en Enfermería del SENA en Caquetá.

En las diversas actividades que son concertadas y priorizadas por la comunidad, los aprendices de la carrera tecnológica en Control Ambiental, Entrenamiento Deportivo y Enfermería son acompañados por sus instructores y el grupo de Fomento del Bienestar y Liderazgo del aprendiz, que los apoyan en la logística y organización de los talleres expuestos a las familias.

El componente estratégico de responsabilidad social de los aprendices está establecido en el artículo 16 de la resolución 0452 de 2014, emanada de la Dirección general en donde se establece que la entidad fomenta habilidades de liderazgo social que permitan desarrollar el crecimiento personal, la apropiación institucional y la solidaridad con las comunidades.

 “La experiencia permite que el aprendiz ponga en práctica lo aprendido, estimula el liderazgo, autoestima y la responsabilidad para trabajar por la comunidad y así  sea ella quien por medio de sus ideas y propuestas, la que desarrolle de la mano de nuestros aprendices acciones que les permitan tener una mejor calidad de vida, prevenir la violencia y  aprenda a convivir pacíficamente” destacó, José Delby Vargas Gutierrez, director de la entidad en Caquetá.

Las 30 familias que han sido beneficiadas con el proyecto se encuentran estratificadas en los niveles 1 y 2, sus principales actividades económicas son la construcción y se destacan como maestros de obra, ayudantes de mecánica, vendedores de comidas rápidas y en tiendas de barrio. En la zona existen problemáticas sociales como delincuencia y drogadicción, debido a la falta de actividades que les permita a los jóvenes y población en general, utilizar el tiempo libre de manera adecuada, al igual que de oportunidades de inclusión social y laboral.

“La paz se construye entre todos y con el acompañamiento de los muchachos hemos aprendido a convivir mejor como vecinos, a proteger la naturaleza y tener mejores hábitos para nuestra salud, así mismo la capacitación recibida nos permitirá tener nuevas posibilidades de empleo para la comunidad” señaló, José Ernesto Caso, presidente de  la Junta Comunal barrio Los Ángeles.

A  Sembrando una Cultura de Paz y su compromiso social de fortalecimiento del liderazgo, crecimiento personal y humano, la entidad le  ha sumado  en beneficio de la comunidad, el componente de formación en las áreas de panificación, lácteos y próximamente pintura sobre tela para dejar sembrada la semillita de la capacitación de excelencia como eje conductor para lograr nuevas oportunidades de empleo.