En los 16 municipios que integran el departamento de Caquetá los cuales fueron priorizados dentro del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), la Unidad de Restitución de Tierras articuló acciones para dar cumplimiento a las medidas cautelares a favor del Resguardo Llanos del Yarí; fortalecer los esquemas de seguridad para impulsar esta política de Estado en el territorio y mejorar el proceso de articulación interinstitucional.

“Gracias al programa PDET podemos avanzar en municipios como San Vicente del Caguán y superar temas de orden público y ambientales. Además, fortalecemos los procesos de articulación con las alcaldías y gobernaciones, así como autoridades del Caquetá” destacó: el Director General de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro, una vez concluyó su intervención en la Jornada PDET que se desarrolla en este departamento.

En el balance presentado dio a conocer que desde la Dirección Territorial que opera en Caquetá se desarrolló una clínica de caso para evaluar avances, dificultades y nuevas acciones para dar cumplimiento a las medidas cautelares que impartió la justicia a favor de la comunidad que integral el Resguardo Llanos del Yarí – Yaguará II y dejó como resultado la aclaración de los límites del territorio ancestral y la instalación de vallas que buscan protegerlo.

Por otra parte, la Dirección Territorial en Caquetá envió informe de nivel de protección, periodicidad y objetivo de un nuevo Escuadrón Móvil de Restitución de Tierras (ESMOR) de la Policía Nacional con el fin de acompañar las visitas de los equipos técnicos de la Unidad de Restitución de Tierras. El objetivo es lograr mayor oportunidad en el ejercicio de respuesta a las solicitudes sobre predios abandonados y despojados para esta región. Actualmente el proceso de restitución cuenta con un ESMOR y el Ejército Nacional a través de unidades de la VI División.

Otros de los avances es la articulación que la Unidad de Restitución de Tierras con la Agencia Nacional de Tierras que estableció un cronograma de trabajo para implementar esta política de Estado y así facilitar el proceso de ordenamiento social de la propiedad rural en la región del Caquetá.

En el espacio Castro, destacó que la Dirección Territorial de Caquetá cumplió en un 95% la meta al tomar 190 decisiones de fondo de las 200 que tenía programadas para el 2019. Para el caso de reparación de derechos territoriales de las comunidades étnicas el objetivo se cumplió en un 100% al adoptar dos estudios preliminares a favor de los territorios de la comunidad Agua Negra del pueblo Koreguaje y Mesay y la adopción de tres estudios de caracterización a favor de los territorios étnicos de Getucha, San Luis y San Gabriel,