El SENA: una entidad de formación que desarrolla investigación e innovación

El SENA una entidad de formacion que desarrolla investigacion e innovacion

El SENA una entidad de formacion que desarrolla investigacion e innovacion

El SENA desarrolla diferentes líneas de investigación y cuenta con espacios físicos como las Tecnoacademias, lugares que tienen instaladas tecnologías necesarias y vanguardistas, para promover el desarrollo de proyectos investigativos, y así contribuir con el progreso del talento humano calificado, buscando el crecimiento económico, social y educativo del país.
En la actualidad, el SENA posee 10 de estas sedes ubicadas en los departamentos de Santander, Valle, Cundinamarca, Tolima, Caldas, Antioquia, Huila, Risaralda, Nariño y Cúcuta, donde se adelantan proyectos y habilidades en programas como el de Robótica.
“La robótica es una línea nueva que se ha implementado en los procesos de formación y que ha resultado muy atractiva para los aprendices, además nos permite realizar procesos más dinámicos que solucionen las necesidades cotidianas” afirma Mauricio Giraldo, líder de la Tecnoacademia de Cazucá (Cundinamarca).
Esta nueva línea tecnológica se ha implementado en la formación que requiere agilizar trabajos repetitivos y explorar ambientes donde el ser humano aun no puede llegar o en los que corre riesgo su integridad física.
Un ejemplo de ello es el caso de Rafael Vides, un joven antioqueño de 26 años, que desarrolló un robot tipo dron que es capaz de localizar, analizar y enviar inalámbricamente una contracarga que detona controladamente una mina antipersona. Su idea fue elegida entre más de 3.000 mil proyectos y fue ganador del reality “El gran inventor Colombia”.
“Este invento aporta mucho a la paz, porque las minas no solo dañan a las personas, las detonaciones también afectan la parte ambiental, y con nuestro robot lo que queremos es evitar que los humanos corran riesgo al manipular un artefacto de estos”, señaló Vides.
La robótica es un área de formación creada desde hace cerca de 5 años, donde los aprendices adquieren conocimientos para la fabricación y programación de diferentes prototipos autómatas, cuyo objetivo principal es promover el desarrollo investigativo a temprana edad.
“Nuestros aprendices inician una exploración en la robótica y luego van avanzado en la programación y fabricación de los autómatas. A futuro, los jóvenes terminan estudiando una carrera afín como la mecatrónica, electrónica y mecánica”, afirmo Mauricio Giraldo.
Dentro del ambiente de aprendizaje hay una formación complementaria en robótica básica y robótica modular aplicada, programas que brindan a los aprendices los elementos suficientes para emprender proyectos de innovación, capaces de sobresalir en todo el país con disciplina y pasión.
En el 2017 se formaron en esta área 2.749 aprendices y se realizaron 280 prototipos en todo el país. Hasta el 30 de diciembre de 2017 el SENA contaba con 392 semilleros de investigación y 121 grupos avalados por SENNOVA y categorizados por Colciencias en categorías B3, C60, así mismo con 10 reconocidos.
Más casos de éxito
Por ejemplo, 15 aprendices del Centro Multisectorial del Norte del SENA en Huila ganaron  el primer puesto del Torneo Nacional de Robótica, construyendo cuatro robots capaces de reconocer colores y de derribar obstáculos.
“La clave para lograr este triunfo, fue la motivación y el compromiso que ellos asumieron como un reto personal para aprender y demostrar las capacidades adquiridas en la entidad”, afirma Oscar Soto, instructor del SENA.
En la rama de la salud también se han logrado casos exitosos, uno de ellos se adelantó en Santander a cargo del instructor líder de semillero y de proyecto Lusvin Javier Forero quien, junto con algunos aprendices, desarrollaron un sistema de control para una silla de ruedas la cual, a través de un medio sensórico y comandos mentales, logra producir los movimientos requeridos por el usuario, a la misma.
Esta idea surge a raíz de la necesidad de los colombianos que sufren algún tipo de discapacidad motriz parcial o completa, que necesitan tener una mayor movilidad independiente y quienes ahora pueden beneficiarse de esta innovación. Este caso fue financiado por el SENA y apoyado en el área investigativo por SENNOVA.