SENA realiza jornada nacional para que las empresas registren los contratos de aprendizaje

img-20170418-wa0114-1

El Contrato de Aprendizaje es una estrategia SENA para que más jóvenes accedan a prácticas laborales y así obtengan la experiencia que necesitan para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo. Este proceso convierte a los empresarios en co-formadores y les otorga a los jóvenes la posibilidad de emplearse en trabajos dignos, formales y decentes.

“Con el Contrato de Aprendizaje, los empresarios están formando el talento humano que van a requerir en el futuro; es un proceso para que los jóvenes ‘aprendan haciendo’ de la mano del sector económico y para que los empresarios se preparen para los relevos generacionales de personal”, señaló María Andrea Nieto, directora general (e) del SENA.

Para realizar un mejor seguimiento en la etapa práctica de los aprendices y evitar posibles sanciones a los empresarios, el SENA realiza jornadas de registro de contratos de aprendizaje el tercer miércoles de cada mes.

Este 19 de abril, a partir de las 8:00 de la mañana y hasta las 5:00 de la tarde, la Entidad invita a todos los empresarios a participar de la ‘Registratón’ y así resolver los inconvenientes en el registro de los contratos de aprendizaje. Se brindará atención especializada en los 117 centros de formación SENA en todo el país.

En Caquetá

En esta región del sur del país, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, invita a los empresarios de a la jornada de Registratón que se llevará a cabo hoy, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., en la sede de Relaciones Corporativas de la entidad  ubicada en la Cra. 4 No 14ª -14 del barrio El Porvenir de Florencia.

El objetivo principal de esta jornada es registrar los contratos de aprendizaje entre aprendices y las empresas y además los empresarios podrán resolver dudas o inconvenientes que hayan tenido en el proceso.

Jorge Rausch, reconocido chef y empresario, ha resaltado la importancia de esta estrategia: “El Contrato de Aprendizaje SENA es la mejor inversión que nosotros los empresarios podemos hacer en el recurso humano del país. Si nosotros agarramos estos aprendices del SENA y los capacitamos después de haber estado allá, imagínense la calidad de gente que podemos tener”.

Asimismo, el SENA realiza jornadas de regulación de empresas los segundos martes de cada mes, en donde se lleva a cabo el trámite para las empresas que están en la obligación de contratar aprendices, es decir, cuando ésta supera los 15 empleados en su planta de personal.

“Gracias al Contrato de Aprendizaje, hoy cuento con un trabajo estable; la empresa creyó en mí a pesar de ser sorda, me enseñaron a ser mejor profesional y hoy estoy vinculada laboralmente”, aseguró Stephanie Carolina Rocha, tecnóloga en Coordinación del Proceso para el Diseño de Medios Impresos y hoy supervisora de impresiones de empaques tubulares en la empresa Tuboplast S.A.S. en Barranquilla (Atlántico).

El Contrato de Aprendizaje, además, genera beneficios tributarios para los empresarios, en cuanto pueden deducir los gastos anuales por salarios y prestaciones sociales de los aprendices que sean contratados adicionalmente a los previstos legalmente.

En 2016, más de 345 mil aprendices fueron beneficiados con prácticas laborales y este año la meta es lograr 407 mil contratos de aprendizaje.