Florencia| El estado actual del proceso de nombramiento de etnoeducadores del Caquetá preocupa a pueblos indígenas de esta región del sur del país.

Los pueblos indígenas cuentan con 6 instituciones educativas y hasta 2018 había 29 docentes nativos contratados en el Departamento. A mediados de ese mismo año, la Secretaría de Educación Departamental visitó todas las sedes para liberar las plazas que requiere para nombrar en propiedad a todos los etnoeducadores de la región. Sin embargo, hasta el momento no se ha expedido ningún acto administrativo por parte de esta cartera para el nombramiento de los maestros.

En municipios como San José del Fragua, Puerto Rico, Solita, San Vicente del Caguán y Solano crece la preocupación; pues según informó la funcionaria de la Secretaría de Educación no se van a realizar contratos y le correspondería a esta cartera agilizar el proceso de nombramiento en propiedad de los 32 etnoeducadores antes que inicie el nuevo ciclo escolar. Sin embargo, hasta el momento no hay información del número de plazas liberadas y menos de actos administrativos de nombramientos.

Según cifras del SIMAT con corte del 24 de enero de 2019, la matrícula en las 6 instituciones educativas era de 1432 niños y / o adolescentes. Lo que significaría que alrededor de 337 indígenas estarían quedando por fuera del sistema educativo, a los cuales se les estaría violando su derecho a la educación.

Con respecto a la contratación, denuncian, a la fecha la Secretaría de Educación no se ha pronunciado en relación con la entrega de la hoja de vida de Luz Mery Panche. Así mismo, solicitan información sobre la creación de una nueva sede educativa, los medios de transporte para los centros educativos y el estado actual del avance de la construcción de la infraestructura.

De no solucionarse esta crisis, los pueblos indígenas prepararían las acciones de hecho; por ello, instan a la Defensoría y Procuraduría para adelantas las acciones jurídicas que den lugar.

Comunidad indígena Insmuina