Florencia. Es indudable que Florencia y el Caquetá cuentan con una amplia variedad de flora, fauna, ríos y paisajes que explotados de manera responsable podrían convertir a la región en uno de los principales destinos turísticos del sur del país.

Ese turismo enfocado a la ecología se ha diversificado en muchos rincones del planeta, y en Caquetá ya hay quienes le han apostado al ecoturismo como una verdadera oportunidad de desarrollo económico, pero esos operadores turísticos del departamento han logrado forjar una trayectoria a punta de esfuerzos aislados y sin el apoyo decidido de los entes gubernamentales.

Es así como los gestores del paseo en ferry por el río Orteguaza, de las caminatas y aventuras por los paisajes de la vereda Sebastopol en Florencia, del balsaje por los principales ríos del departamento, esperan el apoyo decidido de alcaldías y de la Gobernación del Caquetá para impulsar al departamento como un destino ecoturístico por excelencia.

Y es que apostarle al turismo en una ciudad o departamento implica no solo fomentar los sitios de exploración y apoyar financieramente a los operadores turísticos, sino también construir un macro proyecto de región, ya que si las ciudades son inseguras, desordenadas y sucias, se ahuyenta a los turistas; si las vías para el acceso a hoteles y zonas de exploración y aventura son intransitables, difícilmente un turista regrese o hable bien de su experiencia.

Es así que apostarle al ecoturismo no es solo preservar la flora y fauna de esta bella región, sino que implica organizar y planificar de forma acertada cada uno de los aspectos de nuestros municipios.

Los bellos paisajes del Caquetá posibilitan la expansión del ecoturismo.
Los bellos paisajes del Caquetá posibilitan la expansión del ecoturismo.