El voraz incendio consumió gran parte del ecosistema que conforma los parques nacionales tanto de la Macarena como de Tinigua, y el cual, habría sido ocasionado por grupos al margen de la ley. Así mismo, los temas de orden público que tuvieron lugar en los últimos días en las veredas El Rubí, El Tapir y Aires del Meta, en límites entre La Macarena (Meta) y San Vicente del Caguán (Caquetá), donde se vivieron enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos delincuenciales, relacionados con la deforestación. Al igual que, la captura de varias personas habitantes del sector por la presunta participación en este mismo hecho, agravaría la situación que se presenta en esta zona del país.

Es así que, en las últimas horas, la Defensoría del Pueblo denunció a través de su cuenta de twitter los hechos que allí se presentan y a través de un comunicado hicieron un llamado “a todos los actores armados de abandonar las vías de hechos y construir voluntad de diálogo para superar este difícil momento. Particularmente llamamos la atención para evitar exponer a niños y niñas en cualquier tipo de enfrentamiento” indica la publicación.

Simultáneamente, el Ministerio de Defensa, encabezado por Holmes Trujillo, llegó hasta el lugar para conocer los resultados de lo que sería la cuarta fase de la Operación Mayor Artemisa en límites de Meta y Caquetá, donde se ubica el Parque Nacional Natural Tinigua. Operación que es cuestionada por los habitantes del sector, ya que, se estarían capturando a campesinos de la zona.

Según indicó el alto funcionario, la Fuerza Pública “está comprometida en recuperar los daños causados por la deforestación, proceso que puede durar entre 7 y 10 años para tener una cobertura forestal suficiente que permita el retorno de algunas especies de animales”.

Igualmente, y como lo asegura el boletín de prensa en la página oficial de Mindefensa, el Ministro fue enfático en afirmar que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional tienen “el mandato constitucional, así como la orden clara y expresa del Presidente Iván Duque, de defender y proteger el agua, la biodiversidad y el medio ambiente, el cual es reconocido por primera vez como un tema de interés nacional principal, prioritario y como un asunto de seguridad nacional”.

De igual forma, agregó que estos GAOr “están deforestando para sembrar coca, para seguir matando y acabando con el medio ambiente, seguir destruyendo y contaminando las fuentes de agua” y puntualizó que “eso es lo que hace el narcotráfico, de manera que aquí lo que hay que hacer es combatir el narcotráfico para que todos los colombianos podamos vivir y trabajar tranquilos”.

A su turno, la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, dijo que “los infames incendios en la Serranía La Macarena que, durante ocho días, han consumido, según la UNGRD, cerca de 220 hectáreas de vegetación, solo pueden ser atribuidos a la mano criminal de grupos al margen de la ley, que pretenden explotar estos territorios sembrando coca, y acabando con nuestros bosques, nuestras reservas y nuestra vida como nación ambiental, turística y sostenible”.

Seguidamente, señaló “acompañamos las peticiones hechas por el Procurador General de la Nación y solicitamos a la Fiscalía General que delegue una comisión para establecer responsabilidad de estos incendios”.

Entre tanto, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, anunció en twitter, que el incendio en la Sierra de la Macarena fue apagado sobre las 4:00 de la mañana del día de hoy. “El incendio forestal en la Sierra de La Macarena, ¡Ya fue controlado! Gracias al @COL_EJERCITO, Bomberos #Macarena, @ParquesColombia, @DefensaCivilCo y @CORMACARENA por el esfuerzo y entrega que permitieron extinguir las llamas hoy sobre las 4am. Autoridades investigan causas”.