El gobernador Arnulfo Gasca recibió en su despacho una delegación de ex Farc, representantes de los tres componentes que fueron creados en el Acuerdo de Paz: Espacios Territoriales (ETCR), La Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación (CSIVI) y Búsqueda de Personas dadas por desaparecidas, así como al ex negociador de las Farc, Rodrigo Granda, con el fin de dar a conocer al primer mandatario de los caqueteños las necesidades y dificultades que se presentan en los ETCR de Miravalle y Agua Bonita y los puntos que aún no se han cumplido.

El gobernador Gasca Trujillo expresó su reconocimiento a los delegados por la voluntad de los reincorporados de continuar con el proceso de paz. “Es una oportunidad de recibir la visita de los miembros de las Farc, con los gestores de este gran proceso de paz, hablando en un lenguaje diferente del proceso de paz y que yo como Gobernador tengo toda la voluntad de que este proceso continúe paso a paso, de la mejor manera para bien de nuestro departamento y bienvenidos las veces que sea necesario; este despacho es de puertas abiertas a todo lo que tenga que ver con la institucionalidad, con la paz que queremos tanto, con legalidad como lo ha dicho el presidente Iván Duque”, señaló el mandatario seccional.

Anunció así mismo una visita para el próximo 31 de marzo a los ETCR de   Miravalle y Agua Bonita, para conocer el trabajo de los reincorporados que adelantan en esos espacios.

Por su parte, Rodrigo Granda, ex jefe negociador de las Farc, destacó la buena voluntad del Gobierno departamental de continuar trabajando en este proceso de paz.  “A nivel del departamento se nota esa buena voluntad del Gobernador Arnulfo Gasca, han sido muy explícitos en decir que están comprometidos con el proceso de paz y están dispuesto a trabajarlo, en eso no hay discusión. Nosotros expusimos dificultades de ese proceso y su implementación. No es la primera reunión ni tampoco la última, pues las personas asentadas en esos territorios están esperando que los planes de desarrollo lleguen no solo al Caquetá sino a todo el país”, indicó Granda.

A su turno, Esperanza Jiménez, quien también hizo parte de esta delegación, reveló que uno de los puntos más importantes que salió de esta reunión es el compromiso del gobernador de poner en funcionamiento el Consejo Departamental de Reincorporación. “Ese sería el espacio para crear las diferentes mesas que iniciarían a hacer un trabajo en todos los sectores, educación, salud, como una herramienta importante para saber que va quedar en el Plan de Desarrollo, es decir, incluir la política de reincorporación en los Planes de Desarrollo, municipal y departamental”.