El decreto en que fue declarada la calamidad pública en el Caquetá fue expedido durante la primera reunión del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo del año 2016, donde se analizó la situación actual de los municipios que han sido afectados por las altas temperaturas, causando la disminución del nivel de los ríos y quebradas que abastecen de agua potable a dichas localidades.

Adicional al decreto que permite tener mayor  rango  de  acción por parte  de los  organismos de emergencias e instituciones ambientales, el gobernador Álvaro Pacheco Álvarez, asignó 60 millones de pesos para que los organismos de socorro prioricen sus necesidades y puedan atender las calamidades que se registran en el departamento. Igualmente se modificó el plan de uso de la maquinaria de la Unidad de Gestión del Riesgo.

Así mismo,  el mandatario seccional  hizo  un llamado a los  16 alcaldes para que  activen en sus localidades los consejos municipales del riesgo, y estén preparados para atender emergencias  de  cualquier  índole.

La reunión contó con la participación de la Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja, Electrificadora del Caquetá, Servintegral, Servaf, Corpoamazonia, los secretarios de Gobierno, Planeación, Infraestructura y Salud  Departamental.

El Consejo Departamental de Gestión del Riesgo aprobó la declaración de calamidad pública.
El Consejo Departamental de Gestión del Riesgo aprobó la declaración de calamidad pública.