Florencia| Ante el ataque terrorista con carrobomba en Bogotá que ocasionó la muerte a 21 personas y 68 heridos, las fuerzas militares extremaron las medias de seguridad en sus guarniciones, especialmente en las zonas urbanas, en los 16 municipios de Caquetá, jurisdicción de la Décima Segunda Brigada.

El coronel Jorge Ricardo Hernández, Jefe de Estado Mayor de la Brigada 12, indicó que se mantendrá estrecha vigilancia en estas unidades, ante la alerta nacional de posibles hechos violentos de disidencias o grupos al margen de la ley.

“Las tropas que están acantonadas en el departamento del Caquetá siempre han tomado medidas y verificando cualquier situación, pero con estos hechos nos dan motivos y estamos mejorando todas nuestras medidas activas y pasivas con los trabajos de contrainteligencia, tratando de ubicar posibles planes o atentados terroristas en contra de nuestras instalaciones y a nuestro personal” dijo.

Aunque no se ha conocido información de que en Caquetá haya peligro de posibles atentados, la intención es prevenir que tanto la fuerza pública como la población civil sean víctimas de otro ataque terrorista.

“Hemos tomado y reforzado algunas medidas pasivas como lo son algunos obstáculos para el ingreso a nuestras instalaciones militares; hemos dado instrucciones a cada uno de nuestros hombres sobre cómo deben actuar en caso de que se presente una amenaza en contra de la instalación o contra de ellos mismos” agregó el alto oficial.

Estas medidas de seguridad se han extendido en todo lo largo y ancho del Caquetá, principalmente en el municipio de San Vicente del Caguán, donde el fin de semana se dio de baja a alias Rodrigo Cadete.  Según información de inteligencia, las autoridades tienen en línea de mando a alias Cachorro, quien estaría a la potestad de las disidencias de las Farc.

Ejército extrema medidas de seguridad en casos de atentados en Caquetá