Belén de los Andaquíes. Cientos decampesinos y comunidad en general de 39 veredas y un parque natural ubicados en zona rural de Belén de los Andaquíes, Caquetá, podrán transitar con seguridad gracias a las labores de desminado humanitario que iniciaron el 28 de julio de 2017 en gran parte del municipio, y que hoy son visibles gracias al profesionalismo y esfuerzo de los soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario N. °1; quienes entregaron a la comunidad caqueteña 40 sectores libres de sospecha de minas antipersonal.

Las tareas de Estudios No Técnicos se efectuaron en las veredas La Reforma, Puerto Torres, San Luis Alto, Azabache, El Prado los Ángeles, Aguadulce, Los Aletones, las Delicias, San Luis, La Soledad, El Porvenir, Las Minas, El Salado, Aguazul, Bajo Pueblitos, Fragua Delicias, Mono Alta, La Tortuga, La Andina, Pueblitos, El Mirador, El Chocho, La Mono Baja, Las Platas, La Unión, El Venadito, Santa Elena, Santa Rosa, El Carbón, Puerto Londoño, Bruselas, San Isidro, El Portal la mono, El Chocho Alto, El Galán, El Sánchez, La Primavera, Zarabando medio, Chapinero y el Parque Municipal Natural La Resaca, que presentaban sospecha de contaminación; sectores que hacen parte de la declaratoria de 33 municipios realizada en días pasados por el Presidente de la República.

Leonardo Ducuara, alcalde de Belén de los Andaquíes, manifestó que el parte es muy positivo dado que tendrán más seguridad, “Es de suma importancia recibir toda esta área de más de 8 000 metros cuadrados intervenidos, más de 40 veredas en nuestro municipio. Es satisfactorio y es placentero dado que el campesino podrá transitar libremente por estas regiones, podrá realizar sus actividades de pan coger; podrán las entidades del nivel nacional, departamental y municipal hacer más presencia en estas regiones, sin tener el riesgo, la zozobra de correr de pronto este tipo de flagelo como es la mutilación por una mina anti persona”.

A lo largo del desarrollo de las operaciones de desminado en el suroccidente del departamento, los uniformados ubicaron tres áreas peligrosas confirmadas, hallando ocho minas antipersonal y una munición usada sin explosionar, descartando así la presencia de artefactos explosivos en 8.431 metros cuadrados.

Israel Carvajal Ramírez, presidente de junta de acción comunal de esta región, agradeció a los militares por esta importante labor, “El agradecimiento para mí al Ejército; fue muy de primera porque nos quitaron un peligro que teníamos en la comunidad, como para nosotros, como para los animales. Fue una bendición de Dios”.

Además, el Alcalde aseguró que niños de más de 30 veredas ahora acudirán con tranquilidad al Colegio Rural San Luis, institución educativa más importante de este sector que también fue intervenida. Los soldados continuarán su misión en el municipio, con el fin de declararlo libre de sospecha de artefactos explosivos.

39 veredas y un parque natural del departamento del Caquetá están libres de sospecha de minas antipersonal.