Florencia. Las calles de los diferentes municipios del Caquetá se inundaron de trabajadores públicos, privados, estudiantes, docentes y ciudadanos que respondiendo al llamado de las centrales obreras, salieron a las calles a protestar contra la desigualdad social, el precario aumento del salario mínimo, el alza en los servicios públicos, la venta de las empresas estatales y el abandono en que se tienen a las comunidades de La Guajira.

En San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá, Curillo, La Montañita, El Doncello, Puerto Rico y Florencia, se concentraron decenas de ciudadanos que con pancartas en mano, y arengas en contra de las políticas del Gobierno Nacional, manifestaron el inconformismo con muchas de las actuaciones del presidente Juan Manuel Santos.

En Florencia, cerca de mil personas se dieron cita en la institución educativa, Normal Superior, para partir en una larga marcha que los llevó hasta el centro de la ciudad donde culminó la protesta que había generado un sinnúmero de medidas de prevención por parte de cada uno de los entes territoriales y de la misma Fuerza Pública.

José Omar Orozco, dirigente sindical, y participante de la marcha de este 17 de marzo, aseguró que trabajadores, campesinos y estudiantes se unieron para realizar un desfile en el que se le exigió al Gobierno Nacional un pliego de condiciones muy variado que incluía no incrementar el IVA, no vender las empresas estatales, generar mayor inversión para el agro colombiano, y rechazar el bajo aumento en el salario mínimo.

“No queremos que las empresas estatales sean vendidas a los extranjeros, o a quien sea, solo para favorecer e incrementar el patrimonio de los ricos en este país, mientras que los pobres continúen siendo cada vez más pobres… Necesitamos que haya inversión en el campo, afectado con las políticas neoliberales”, expresó José Omar Orozco.

En materia de educación, el líder sindical dijo que también se encontraban exigiendo al gobierno departamental que asigne las plazas de los docentes que aún se encuentran vacantes y que no han permitido el normal desarrollo de las clases en los sectores más apartados del departamento.

La marcha que reunió sindicatos de varias instituciones de la ciudad, y que era encabezada por AICA y la CUT, terminó de manera pacífica; disipando los temores de algunos sectores frente a la posibilidad de que se realizaran bloqueos o tomas a las principales vías de la región.

Un río de manifestantes se divisó en las calles de Florencia durante la protesta.
Un río de manifestantes se divisó en las calles de Florencia durante la protesta.