Florencia. En el aeropuerto Gustavo Artunduaga Paredes de Florencia aterrizó el vuelo de la Fuerza Aérea Colombiana que transportó hasta la capital caqueteña a 250 nuevos uniformados del Ejército Nacional que llegaron para intensificar las operaciones y mejorar la seguridad en el departamento.

Según comentó el general César Augusto Parra León, el objetivo de los 250 nuevos soldados es, “arreciar contra la delincuencia común y organizada que afecta la tranquilidad de los caqueteños y acabar con el flagelo de la extorsión”.

Los militares que desembarcaron en el puente aéreo de la capital caqueteña, pertenecen a fuerzas especiales, con experiencia y entrenamiento en operaciones de asalto aéreo y de combate urbano y tienen la misión de reforzar los Grupos Delta y Gaula del Ejército Nacional.

Estos hombres que desde ayer hacen parte la Fuerza de Tarea Júpiter trabajarán de la mano con la Fiscalía y el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, a través de un plan choque que concibió la Sexta División para darle fin a la extorsión en el sur del país, principalmente en Caquetá y Putumayo.

Parra León destacó que el grupo de nuevos uniformados, cuenta con herramientas de última tecnología como drones, equipos de francotiradores y de detección de aproximación temprana, además recibieron capacitación en el uso de tecnología y comunicación que les permitirá ser, “más eficientes, eficaces y efectivos al momento de combatir la criminalidad”.

250 uniformados llegaron al Caquetá a reforzar la seguridad de la región.
250 uniformados llegaron al Caquetá a reforzar la seguridad de la región.